Buscar: Regístrese gratis
Ingresa a tu cuenta
  Email  
  Contraseña  
 
¿Olvidaste tu contraseña?
 
Dr. Jaime Figueroa y Dra. Laura Salazar - Departamento de Ciencias Animales, Pontificia Universidad Católica de Chile
18/12/2017 | Comentarios(0).




Anhedonia en cerdos: efecto del estrés sobre el consumo de soluciones dulces

La industria porcina representa un ambiente estresante para los cerdos, siendo el destete la etapa más problemática. Esto es debido a que los animales tienen que adaptarse en un tiempo corto a un gran número de modificaciones en su ambiente.

DICIEMBRE 18/2017 | Comentarios(0).

La pérdida de la capacidad de percibir placer frente a estímulos se conoce como anhedonia. Es el estudio de conductas anhedónicas en cerdos y otros animales de producción podría utilizarse para medir indirectamente las situaciones de estrés que puedan afectar a su bienestar.

La anhedonia o pérdida de la capacidad de sentir placer frente a estímulos que habitualmente son percibidos como placenteros obedece a defectos del sistema opioide y dopaminérgico en seres humanos (Der-Avakian & Markou, 2012). 

Este síntoma se presenta en personas que sufren cuadros depresivos (Berlin et al., 1998; Ho & Sommers, 2013) y enfermedades degenerativas como la enfermedad de Alzheimer (Starkstein et al., 2005) y Parkinson (Isella et al., 2003), entre otros.

La anhedonia alteraría la realización de conductas placenteras, lo que tendría una repercusión en el sueño, sexualidad y conducta alimentaria de los individuos.

Esta afección no es exclusiva de los humanos, sino que también se ha observado en animales que han sido sometidos a estrés crónico, como ratas (Grønli et al., 2004) y caballos (Fureix et al., 2015), los cuales disminuyen el consumo (aceptabilidad) de sustancias palatables como la sacarosa cuando estas se presentan en bajas concentraciones y pierden la capacidad de preferir soluciones dulces frente al agua potable.

Debido a las similitudes en el efecto del estrés sobre la conducta alimentaria en humanos y otros animales, se ha utilizado a la rata como modelo para el estudio de cuadros que generan pérdidas en la capacidad de detectar recompensas (Willner, 1991).

Si bien el efecto que tiene el estrés sobre el consumo de alimentos en humanos y animales de laboratorio está ampliamente estudiado, no existen estudios en animales destinados a la producción como el cerdo. La industria porcina representa un ambiente estresante para los cerdos, siendo el destete la etapa más problemática. 

Esto es debido a que los animales tienen que adaptarse en un tiempo corto a un gran número de modificaciones en su ambiente que generan un estado de estrés (Weary et al., 2008), lo que repercute negativamente sobre la productividad.

Estudios que muestren un déficit en la percepción de placer a través de cambios en su conducta alimentaria frente a piensos o soluciones palatables permitirían estimar indirectamente el bienestar de los animales.

Esto también ayudaría a reformular dietas comerciales que motiven un mayor consumo, además de contribuir a proponer estrategias de manejo que disminuyan los niveles de estrés.

Preferencia por soluciones de sacarosa en cerdos de transición tras protocolos de estrés

Los experimentos fueron realizados en unidades de transición de instalaciones experimentales porcinas de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y bajo protocolos aprobados por el comité de ética de dicha universidad (CEAAH 1406).

Materiales y métodos

Para estudiar el efecto del estrés sobre el consumo de soluciones hedónicas se trabajó con 96 cerdos de transición de 42 días de edad (dos semanas posdestete) en dos experimentos consecutivos (48 cerdos/experimento) para evaluar dos estresores diferentes. En cada experimento, la mitad de los cerdos (n=24) fueron sometidos a un evento:

Estrés social (experimento 1): se mezcló durante 20 minutos a cerdos desconocidos provenientes de corrales adyacentes, durante dos días consecutivos.

Estrés por restricción de movimiento (experimento 2): se ubicó durante 3 minutos a los animales seleccionados en una superficie de plástico elevada (0,4 m × 0,35 m) que impedía su movimiento tres veces al día en tres días consecutivos, con un intervalo de una hora entre cada periodo.

Tras los protocolos de estrés de cada experimento se estimó durante dos días consecutivos el consumo relativo de soluciones de sacarosa (0,5 o 1 %) con respecto al agua potable durante pruebas de preferencia de 30 minutos, utilizando como unidad experimental parejas de lechones (n=12).

Las posiciones de las soluciones de sacarosa y la concentración utilizada fueron contrabalanceadas entre días y parejas. El consumo se obtuvo a partir de la diferencia entre la cantidad de solución ofrecida al comienzo de cada prueba y la cantidad restante al finalizar el periodo de evaluación.

Análisis estadístico

El consumo de las soluciones durante las pruebas de preferencia se analizó mediante un análisis de varianza para cada concentración de sacarosa (0,5 o 1 %) considerando:

El efecto del grupo experimental: sin estrés frente a estrés social y sin estrés frente a estrés por restricción de movimiento.

El tipo de solución ingerida: sacarosa o agua potable. La interacción entre estos factores, considerando un nivel de significación del 5 % ajustado por Tukey.

Resultados

La preferencia entre soluciones de sacarosa y agua tras los protocolos de estrés social y estrés por restricción de movimiento se pueden observar en las figuras 1 y 2, respectivamente. En ambos experimentos los animales no estresados mostraron una clara preferencia por la solución de sacarosa, independiente de su concentración, frente al agua. 

Al contrario, los cerdos estresados no mostraron una diferencia en el consumo de soluciones de agua y sacarosa cuando esta fue incorporada al 0,5 % tras ambos protocolos de estrés. 

Sin embargo, cuando se les ofreció una solución de sacarosa al 1 %, estos animales la prefirieron frente al agua, incluso en mayor medida que los cerdos no sometidos a estrés. Así, se observa un efecto de la concentración de la solución de sacarosa sobre el consumo de estos animales.



Bookmark and Share IMPRIMIR

Comentarios
Agregar nuevo comentario



Más artículos

Compartir | Bioseguridad en granjas porcinas (Parte II)
La bioseguridad del sistema está en constante desafío. Cada año personas y materiales ingresan a la granja miles de veces. sólo es necesaria una falla en el programa para permitir la introducción de un patógeno y ocasionar una epidemia.
MV. Gabriela Flores Aguiar


Compartir | Los aceites esenciales (AE) como aditivos alimenticios en los porcinos
En los últimos años se está hablando mucho de los AE y de su recomendación para el uso como aditivo en la producción porcina
Dr. Manuel Albetis


Compartir | Gestión de comederos
Cada año los costos de alimentación en la producción de cerdos se incrementan, pues la disponibilidad de materias primas y oferta son cada vez menores para la crianza de animales.
Dr. Reinaldo Cubillos


Compartir | Eliminación de PEDv en una granja comercial de 4,500 hembras
En general, la enfermedad se caracteriza por una alta morbilidad, que puede llegar al 100%, y una mortalidad elevada en lechones, especialmente aquellos menores a 1 semana de edad.
MVZ. José Alberto Suárez Mestas


Compartir | Importancia de la toma de registros para una eficiente producción porcina
La identificación y el registro en la producción porcina es un sistema de trazabilidad con importancia vital
Equipo periodístico de Actualidad Porcina


NUESTROS CLIENTES

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NUESTROS CLIENTES

PORTADA | ARTíCULOS | NOTICIAS | VIDEOS | EVENTOS | REGÍSTRESE GRATIS | RECUPERAR CONTRASEñA | NOSOTROS | TAG | AUTOR | UNSUSCRIBE

Alltech | Invetsa | Montana | Hipra | Battilana Nutrición S.A.C. | Solvet | Agrovet Market Animal Health | Atahuampa Pic | MSD | ilender | Reinmark | Bioservice | Veterquimica | Biomont
Calle Las Esmeraldas 239 - 241 Urb. San Antonio - Bellavista | Callao - Perú
Teléfonos: 511 263 8367 - 511 429 7141 / Celulares: 949295040 - 962334985
e-mail: revista@comunicacionespecuarias.com