Buscar: Regístrese gratis
Ingresa a tu cuenta
  Email  
  Contraseña  
 
¿Olvidaste tu contraseña?
 
MV. Gabriela Flores Aguiar - Servicio Técnico Comercial PIC Perú
Lima - Perú 10/08/2018 | Comentarios(0).




Bioseguridad en granjas porcinas (Parte I)

Prevenir y disminuir el riesgo de introducción de patógenos a una explotación porcina continúa siendo uno de los mayores retos de la porcicultura a nivel global

AGOSTO 10/2018 | Comentarios(0).

Existen diferentes factores de riesgo involucrados en la infección de una explotación porcina, por lo que es necesario contar con un sistema de vigilancia epidemiológico, protocolos y controles sanitarios que, en conjunto con los sistemas de bioseguridad, cumplan con el objetivo principal para disminuir a la mínima potencia el riesgo de infección de un sitio de producción y con ello impedir el desencadenar una posible diseminación de dicha infección de forma integral.

La implementación exitosa de un plan que reduzca el riesgo de introducción y diseminación de enfermedades en el sistema de producción pasa por el desarrollo de la mentalidad, el planeamiento y el accionar de propietarios, asesores, supervisores y trabajadores en base a la prevención. Esta “cultura de bioseguridad” impregna cada aspecto de la producción incluyendo construcción, flujo de cerdos, personal y finanzas. En esta primera parte conoceremos los conceptos básicos de un programa de bioseguridad y las consideraciones para el ingreso de personas a la granja.

Bioseguridad

La OIE define bioseguridad como el conjunto de medidas físicas y procedimientos orientados a reducir el riesgo de introducción, establecimiento y diseminación de agentes infecciosos en una población. Frecuentemente, es difícil convencer a propietarios y trabajadores a realizar inversiones o cambio de costumbres para fortalecer la bioseguridad de las granjas debido a las limitaciones para medir el impacto de las medidas adoptadas. Sin embargo, con el tamaño de las granjas, el movimiento de cerdos y el nivel de integración de la industria porcina de hoy en día, pocos cuestionan la importancia de un programa de bioseguridad robusto para garantizar la sostenibilidad y rentabilidad del negocio del cerdo.

¿Cuáles son los componentes de un programa de bioseguridad?

1. Evaluación del riesgo: el análisis sistemático de los factores de riesgo de introducción y diseminación de agentes infecciosos puede realizarse con el apoyo de encuestas como PADRAP, los 1.000 puntos de PIC u otros sistemas que permitan obtener información sobre prácticas e instalaciones. El proceso de obtención de información sirve para auditar la ejecución de los procedimientos de bioseguridad en la granja y para educar a los equipos sobre el razonamiento detrás de los protocolos. El resultado permite a los propietarios y técnicos establecer las prioridades de inversión basadas en la semicuantificación de los factores de riesgo.

2. Políticas y lineamientos: todos los materiales desarrollados para comunicar el programa de bioseguridad deben ser basados en ciencia, consistentes en contenido, prácticos para implementar y fáciles de entender, pero completos. Una recomendación es contar con documentos que incluyan todos los detalles para facilitar la ejecución exacta del protocolo, pero utilizar materiales sencillos y llamativos para explicar y recordar los protocolos a nivel de granja. El conjunto de documentos y materiales audiovisuales constituye la base del programa y debe poder ser modificado a medida que se desarrollen nuevas tecnologías y conocimientos.

3. Educación: la memorización de los pasos de un protocolo de bioseguridad por parte de los trabajadores tiene un efecto limitado en el tiempo y monitorear su aplicación requiere de demasiada energía. Cuando el personal entiende el impacto de la introducción de una enfermedad y la razón de los procedimientos se aumenta drásticamente el acatamiento consistente de los protocolos y se propaga la cultura de bioseguridad. Un entrenamiento inicial debe ser impartido dentro de los tres primeros días de contratación incluyendo los procedimientos generales y el material de consulta en caso de dudas. El último trabajador entrenado debe ser parte activa del entrenamiento del próximo recién llegado para solidificar sus conocimientos y evaluar su entendimiento del programa. Reentrenamientos rutinarios cada 3 a 6 meses son necesarios para mantener atención sobre riesgo y bioseguridad. Recientemente, algunas empresas han tomado la decisión de crear la posición de Gerente de Bioseguridad, para cada granja o para el sistema, que tiene la responsabilidad de coordinar la implementación y la difusión del programa de bioseguridad.

4. Infraestructura: intencionalmente el último componente del programa porque sin los tres anteriores las instalaciones y equipos para bioseguridad son frecuentemente desperdiciados o mal utilizados. El área de cuarentena para cerdos de reposición, duchas, cerca perimetral, malla pajarera, cámara de desinfección, embarcadero cubierto, centro de lavado-desinfecciónsecado de camiones y filtros de aire son ejemplos de medios para reducir el riesgo de introducción de agentes infecciosos a la granja.

Consideraciones para el ingreso de personal a granjas porcinas

El flujo de ingresos de personas a una granja puede aumentar la probabilidad de introducir patógenos los cuales pueden generar grandes pérdidas. Este riesgo se puede disminuir al implementar y ejecutar diariamente una serie de normas de bioseguridad para ingresar a granja. El ingreso debe realizarse a través de diferentes fases. Estas fases están conocidas como período de vacío sanitario, baño seco y baño húmedo, que a continuación se describirán.

Vacío sanitario

Se denomina vacío sanitario al número de noches que trascurren desde el último contacto con cerdos o lugares de riesgos (plantas de sacrificio, ferias, laboratorios, eventos de la industria) hasta el momento de ingreso a granja. La finalidad del vacío sanitario es de disminuir la probabilidad de transportar patógenos de una granja a otra a través del cuerpo o prendas de vestir.

Baño seco o Danés

El baño seco o Danés por lo general se ubica en la entrada del cerco perimetral de las granjas. Este procedimiento tiene como objetivo ser el segundo filtro después de cumplir con el vacío sanitario y ocurre tan pronto se llega a la granja y antes de caminar hacia las instalaciones del baño húmedo. El proceso consiste en que la persona ingresa al recinto donde está el baño seco, se retira TODA su ropa y calzado de calle al igual que sus artículos personales para después vestirse con la ropa y zapatos de transición que le provee la granja. La zona entre el baño seco y el baño húmedo se conoce como zona intermedia.

En el baño seco, la zona sucia e intermedia se encuentra dividida por una banca. La persona debe entrar y sentarse en la banca, quitarse el calzado y sin tocar el suelo del área sucia con sus pies, deberá girar su cuerpo para así estar sobre el otro lado (zona intermedia). Una vez en la zona intermedia encontrará ropa y zapatos para trasladarse hacia el baño húmedo.

Baño húmedo

El baño húmedo es el tercer filtro antes de ingresar a granja. Allí las personas se retiran la ropa, toman una ducha de manera obligatoria para vestir la indumentaria de granja antes de ingresar a la granja. Este proceso debe cumplir con los siguientes pasos:

1- Quitarse la ropa y zapatos con los que proviene desde el baño seco antes de ingresar a la ducha.

2- Continuar hacia la ducha y bañarse adecuadamente (debe incluir lavado de cabello) con jabón y shampoo.

3- Pasar al área limpia, vestirse con el overol y botas asignadas para poder ingresar a la granja.

4- Ninguna prenda de vestir o calzar debe pasar a través del área de la ducha.

5- A la hora de salir de granja, el proceso debe ser el mismo, pero teniendo en cuenta que la ropa de granja queda del lado de la ducha donde se encuentra la granja. Adicionalmente, la toalla no debe cruzar hacia el área donde está la ropa de la zona intermedia.

 

Zona sucia: se refiere al área desde el exterior de la granja, hasta donde inicia la zona de ducha.

Zona de ducha: se refiere al área donde se realiza el baño, se encuentra entre la zona sucia y la zona limpia.

Zona limpia: se refiere al área que inicia al término del área de ducha e incluye todo el interior de la granja.

Puntos claves

• El objetivo de contar con un robusto protocolo para entrar a granja es evitar la introducción de patógenos a través de las personas.

• Dentro del programa de bioseguridad, el ingreso de personas a granja incluye días previos de “vacío sanitario”, baño seco y baño húmedo.

• La disciplina en el cumplimiento de estas normas ayudará a fortalecer la bioseguridad de las granjas.



Bookmark and Share IMPRIMIR

Comentarios
Agregar nuevo comentario



Más artículos

Compartir | Bioseguridad en granjas porcinas (Parte II)
La bioseguridad del sistema está en constante desafío. Cada año personas y materiales ingresan a la granja miles de veces. sólo es necesaria una falla en el programa para permitir la introducción de un patógeno y ocasionar una epidemia.
MV. Gabriela Flores Aguiar


Compartir | Los aceites esenciales (AE) como aditivos alimenticios en los porcinos
En los últimos años se está hablando mucho de los AE y de su recomendación para el uso como aditivo en la producción porcina
Dr. Manuel Albetis


Compartir | Gestión de comederos
Cada año los costos de alimentación en la producción de cerdos se incrementan, pues la disponibilidad de materias primas y oferta son cada vez menores para la crianza de animales.
Dr. Reinaldo Cubillos


Compartir | Eliminación de PEDv en una granja comercial de 4,500 hembras
En general, la enfermedad se caracteriza por una alta morbilidad, que puede llegar al 100%, y una mortalidad elevada en lechones, especialmente aquellos menores a 1 semana de edad.
MVZ. José Alberto Suárez Mestas


Compartir | Importancia de la toma de registros para una eficiente producción porcina
La identificación y el registro en la producción porcina es un sistema de trazabilidad con importancia vital
Equipo periodístico de Actualidad Porcina


NUESTROS CLIENTES

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NUESTROS CLIENTES

PORTADA | ARTíCULOS | NOTICIAS | VIDEOS | EVENTOS | REGÍSTRESE GRATIS | RECUPERAR CONTRASEñA | NOSOTROS | TAG | AUTOR | UNSUSCRIBE

Alltech | Invetsa | Montana | Hipra | Battilana Nutrición S.A.C. | Solvet | Agrovet Market Animal Health | Atahuampa Pic | MSD | ilender | Reinmark | Bioservice | Veterquimica | Biomont
Calle Las Esmeraldas 239 - 241 Urb. San Antonio - Bellavista | Callao - Perú
Teléfonos: 511 263 8367 - 511 429 7141 / Celulares: 949295040 - 962334985
e-mail: revista@comunicacionespecuarias.com