Buscar: Regístrese gratis
Ingresa a tu cuenta
  Email  
  Contraseña  
 
¿Olvidaste tu contraseña?
 
MVZ. José Alberto Suárez Mestas - Servicio Técnico y Sanidad PIC Perú
Lima - Perú 04/09/2018 | Comentarios(0).




Eliminación de PEDv en una granja comercial de 4,500 hembras

En general, la enfermedad se caracteriza por una alta morbilidad, que puede llegar al 100%, y una mortalidad elevada en lechones, especialmente aquellos menores a 1 semana de edad.

SETIEMBRE 04/2018 | Comentarios(0).

Este artículo muestra las distintas actuaciones y la estrategia seguida para erradicar PEDv en una granja comercial: estabilización, creación de una burbuja de
desinfección, monitorización y verificación.

Introducción

La diarrea epidémica porcina (PED) es una enfermedad entérica de curso agudo y altamente contagiosa, que puede infectar a cerdos de diferentes edades; sin embargo, la severidad de la enfermedad es variable y depende del tipo de cepa, carga viral infectiva y la edad de presentación (Song y Park, 2012; Lee, 2015).

En general, la enfermedad se caracteriza por una alta morbilidad, que puede llegar al 100%, y una mortalidad elevada en lechones, especialmente aquellos menores a 1 semana de edad (Huang et al., 2013). La PED fue considerada una enfermedad exótica en Perú hasta su confirmación en septiembre de 2013, fecha en que la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en conjunto con el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa), confirmó el caso por inmunocromatografía y posteriormente por la prueba de PCR en tiempo real dúplex, que permitió diferenciar con el virus de la TGE. Hasta la fecha en Perú se han reportado diversos brotes de PED, diagnosticados por sintomatología clínica y RT-PCR, en la mayoría de estos casos sólo se ha logrado estabilizar la granja.

Antecedentes

Este caso sucedió en una explotación de 4,500 cerdas, al norte de Lima, Perú, que cuenta con un estricto sistema de bioseguridad (vallado perimetral y arcos de desinfección) que le permitió mantenerse libre de PRRSv, PEDv-TGEv-PDCov y Mycoplasma hyopneumoniae.

En septiembre del 2014 (semana 38) se evidenciaron diarreas y vómitos en lechones previo al destete (Foto 2), 4 días después de los primeros casos se incrementó el porcentaje de diarrea en lechones de primera semana, también se presentaron diarreas (Foto 2) y vómitos en cerdas en gestación y maternidad, alcanzando aproximadamente un 20% de prevalencia.

 

La mortalidad predestete llegó al 29% (Gráfica 1), generando una disminución del número de lechones destetados por camada (Gráfica 3).

 

Diagnóstico 

Se sospechó de un cuadro viral compatible con PED, por lo que se tomaron muestras transversales de intestino delgado (yeyuno e íleon) y fueron procesadas en bloques de parafina, para ser evaluadas histopatológicamente en la Universidad de Minnesota. Las lesiones se correlacionaron altamente con los daños que produce el virus. Posteriormente se envió material fecal para el descarte de PEDv por PCR en tiempo real, obteniendo resultados positivos al virus con un CT de 18. El virus se aisló e identificó, revelando que la cepa aislada estaba relacionada con la de referencia americana S-INDEL (Gina Castro, Caracterización molecular y filogenética de cepas detectadas en el Perú).

Intervención

Se decidió aplicar un programa de erradicación de la enfermedad. Uno de los aspectos cruciales del programa fue definir la estrategia a seguir, la cual se define a
continuación. 

1. Estabilización del hato reproductor 

• En la semana 40, se ingresaron hembras de reemplazo para 5 meses de reposición. Después de esto, la granja cerró el ingreso de animales por un período de 5
meses.

• En la semana 41, se homogenizó el hato reproductor al virus del PEDv vía feedback, con el objetivo de estimular al sistema inmunitario y disminuir la infección y diseminación del virus. Esta acción determinó el “día 1” del proceso.

Para preparar la herramienta sanitaria feedback se seleccionaron lechones con infección activa a PED (24 horas de inicio de la infección), se les extrajo el intestino
y se disolvió en una solución de 500 ml de agua fría sin clorar. Con una licuadora de homogenizó la solución y se inoculó vía oral con 10 ml de este licuado a las 4,500 cerdas reproductoras, reemplazos y verracos.

• A partir de la semana 41 se aplican las normas Mc Rebel en el manejo del lechón y cerdas preparto, con la finalidad de disminuir la diseminación del virus.

Manejo en hembras gestantes

• Ingreso a las instalaciones limpias, desinfectadas y con un vacío sanitario superior a 7 días.

• Eliminación de heces antes y durante el parto en las hembras.

Manejo en maternidad

• Todo dentro - todo fuera estricto.

• Énfasis en el encalostramiento propio de la madre. 

• No realizar lactaciones cruzadas, ni nodrizajes. 

• No mover lechones.

• Los lechones eran atendidos al séptimo día para el corte de cola, la aplicación del hierro dextrano y la aplicación de anticoccidial. Después se restringió todo
tipo de manipulación, con la finalidad de evitar la diseminación del virus entre camadas.

Movimientos del personal

• Disminuir el movimiento de personas entre el área de maternidad y gestación.

• Refuerzo del programa de bioseguridad externa.

2. Burbuja de desinfección

Para poder crear una burbuja de desinfección en las instalaciones, se procedió a destetar precozmente por 3 semanas consecutivas, se disminuyó la edad de
transferencia de cerdos a la fase de engorde, por lo que aumentó la densidad (0,13m2/cerdo). Los cambios en los movimientos de los cerdos se mantuvieron por
6 semanas después del día 1. Todas las instalaciones desocupadas se lavaron, desinfectaron y secaron por un tiempo de 6 semanas.

Cuando las instalaciones estaban con el vacío sanitario adecuado, se ingresaron lechones destetados, los cuales fueron manejados con un estricto todo dentro – todo fuera e independizando cada galpón como una unidad epidemiológica.

3. Monitorización

Fase de reproducción Los monitoreos se iniciaron 6 semanas después de la estabilización de la fase de reproducción, enfocados a lechones de primera y tercera semana de edad. Por cada análisis se obtuvieron 30 muestras de heces, cuyo medio de transporte fue a través de hisopos para el diagnóstico de PED por RT-PCR en tiempo real en la Universidad Mayor de San Marcos. La frecuencia de análisis fue quincenal y semanal. Hasta completar 4 resultados negativos en ambos sistemas de análisis, se consideraba a la granja como positiva estable.

Fase de recría y engorde

La fase de recría se fue poblando en la semana 5 del año 2015 y se fue monitoreando en cada galpón al inicio y final de lafase de recría. Se tomaron muestras de heces fecales para el descarte de PEDv por RT-PCR.

4. Verificación

La semana 6 del año 2015, previo a la apertura de cerdas de reemplazo en el sitio de reproducción, se ingresaron 30 cerdos centinelas menores de 70 días provenientes de una granja negativa al virus del PEDv. La exposición de los centinelas tuvo una duración de un mes y se estuvo monitoreando constantemente con el análisis de RT-PCR en la Universidad Nacional de San Marcos y la Universidad de Minnesota, obteniendo resultados negativos.

Monitorización posterior al programa de erradicación

Una vez finalizado el programa, se obtuvieron muestras de fluidos orales provenientes de cerdos ingresados en la fase de reproducción y recría. Los fluidos orales se obtuvieron a través de cuerdas y una vez que se obtuvo el fluido, fue impregnado en tarjetas FTA, para su envío a la Universidad de Minnesota, que se encargó de hacer un análisis de RT-PCR. Este monitoreo se realizó en todos los galpones y los resultados fueron satisfactorios. Después de esto, cada una de las fases de producción se fueron monitoreando mensualmente.

El programa de erradicación finalizó definitivamente cuando se confirmó la eliminación de las últimas cerdas expuestas al brote de PED.

Conclusiones

Los puntos claves que nos llevaron a controlar y erradicar el virus del PED fueron:

• Acelerar la estabilización del hato por medio del cerrado de granja, el feedback poblacional y la rápida y exigente aplicación de los principios del protocolo McRebel.

• La burbuja de desinfección y el cumplimiento del “todo dentro - todo fuera” nos ayudó a mantener el estatus negativo de los lechones destetados.

• El equipo humano fue fundamental para ejecutar el programa. Tuvimos un gran trabajo en equipo, y los valores como la disciplina, honestidad y perseverancia
fueron claves.

El sinergismo de todas estas actividades conllevó a recobrar el estatus sanitario y mejorar los parámetros productivos. Se fortaleció la bioseguridad y los protocolos de prevención, especialmente en los ingresos de personas, vehículos y herramientas. 



Bookmark and Share IMPRIMIR

Comentarios
Agregar nuevo comentario



Más artículos

Compartir | Bioseguridad en granjas porcinas (Parte II)
La bioseguridad del sistema está en constante desafío. Cada año personas y materiales ingresan a la granja miles de veces. sólo es necesaria una falla en el programa para permitir la introducción de un patógeno y ocasionar una epidemia.
MV. Gabriela Flores Aguiar


Compartir | Los aceites esenciales (AE) como aditivos alimenticios en los porcinos
En los últimos años se está hablando mucho de los AE y de su recomendación para el uso como aditivo en la producción porcina
Dr. Manuel Albetis


Compartir | Gestión de comederos
Cada año los costos de alimentación en la producción de cerdos se incrementan, pues la disponibilidad de materias primas y oferta son cada vez menores para la crianza de animales.
Dr. Reinaldo Cubillos


Compartir | Eliminación de PEDv en una granja comercial de 4,500 hembras
En general, la enfermedad se caracteriza por una alta morbilidad, que puede llegar al 100%, y una mortalidad elevada en lechones, especialmente aquellos menores a 1 semana de edad.
MVZ. José Alberto Suárez Mestas


Compartir | Importancia de la toma de registros para una eficiente producción porcina
La identificación y el registro en la producción porcina es un sistema de trazabilidad con importancia vital
Equipo periodístico de Actualidad Porcina


NUESTROS CLIENTES

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NUESTROS CLIENTES

PORTADA | ARTíCULOS | NOTICIAS | VIDEOS | EVENTOS | REGÍSTRESE GRATIS | RECUPERAR CONTRASEñA | NOSOTROS | TAG | AUTOR | UNSUSCRIBE

Alltech | Invetsa | Montana | Hipra | Battilana Nutrición S.A.C. | Solvet | Agrovet Market Animal Health | Atahuampa Pic | MSD | ilender | Reinmark | Bioservice | Veterquimica | Biomont
Calle Las Esmeraldas 239 - 241 Urb. San Antonio - Bellavista | Callao - Perú
Teléfonos: 511 263 8367 - 511 429 7141 / Celulares: 949295040 - 962334985
e-mail: revista@comunicacionespecuarias.com