Buscar: Regístrese gratis
Ingresa a tu cuenta
  Email  
  Contraseña  
 
¿Olvidaste tu contraseña?
 
Dr. Manuel Albetis - Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional "San Luis Gonzaga" de Ica
15/12/2017 | Comentarios(0).




Silimarina: Una arma eficaz contra los desafíos infecciosos y metabólicos

La Silimarina ha sido el medicamento de referencia para tratar trastornos hepáticos de diferentes etiologías. Extractos de cardo mariano se han utilizado como remedios herbales tradicionales durante casi 2000 años

La presencia de micotoxinas en el pienso afecta no solo a la salud de los cerdos (infección aguda), sino también a los rendimientos productivos.
DICIEMBRE 15/2017 | Comentarios(0).

Introducción

La porcicultura en el Perú está pasando por una fuerte crisis sanitaria, enfermedades como PRRS, Circovirus, Peste Clásica Porcina, PED, GET, se encuentran dentro de las virales y bacterianas. Además, E. coli, Mycoplasma, Actinobacillus, Haemophillus, entre otras. 

En este artículo no vamos hablar de la patología en general de todas estas enfermedades, sino específicamente al daño que sufre el hígado, por efecto de la liberación de sustancias que producen inflamación e impiden la regeneración hepática, produciendo una falla en el metabolismo del cerdo que se repercute con la disminución de conversión de carne en los gorrinos y de leche en la cerda lactante. Esto se agrava más con las micotoxinas y el estrés oxidativo.

La silimarina la proponemos como una alternativa para contrarrestar este problema, la Silimarina (SM) es una mezcla de flavonoides C25, extraída del Silybum marianum (leche cardo) planta. La SM contiene aproximadamente del 65% al 80% de flavonolignanos (silibina A y silibina B, isosilina A, isosilina B, silychristin y silydianin), con pequeñas cantidades de flavonoides, y aproximadamente 20% a 35% de grasa ácidos y compuestos polifenólicos que poseen una gama de efectos reguladores metabólicos [Biedermann, 2014]. 

Silibina fue descubierto como el primer miembro de una nueva familia de compuestos naturales llamados flavonolignanos en 1959 y se conoce como el ingrediente activo predominante y primario en SM [Hackett, 2013]. En particular, SM ha sido el medicamento de referencia para tratar trastornos hepáticos de diferentes etiologías y extractos de cardo mariano se han utilizado como remedios herbales tradicionales ("tónicos hepáticos") durante casi 2000 años. 

Por lo tanto, SM es más conocido por sus efectos antioxidantes y quimioprotectores en el hígado [Federico, 2008] y es a menudo prescrito y auto prescrito como medicina hepatoprotectora complementaria y alternativa. SM está siendo estudiado como un ingrediente protector hepato, neuro, nefro y cardio debido a su fuerte propiedades antioxidantes y regenerativas tisulares [Testino, 2013].

Si agregamos el uso de antibióticos exagerados para controlar los problemas infecciosos, estos afectan directamente al hígado.

Problemas metabólicos y daños hepáticos

Empezaremos mencionando el problema conocido como la “cerda gorda”, la literatura menciona una serie de problemas por esta causa: 

• Mayor cantidad de lechones nacidos muertos: dado por la disminución en la inercia uterina como también por el exceso de grasa en el canal del parto lo cual aumentan las pérdidas al nacimiento. En granjas con un 30-40 % de cerdas gordas, encontramos porcentajes de Nacidos muertos por encima del 6-8 %. 

• Menor producción de leche y calostro: aumento en la acumulación de grasa en las células del tejido mamario genera disminución en la producción de leche y calostro. 

• Aumento del % de descarte: las granjas donde existen cerdas con altos índices de condición corporal la tasa de descarte por problemas locomotores aumenta exponencialmente. 

•Bajo peso de destete e intervalo destete celo largos: la cerda gorda tiene menos consumo de alimento durante la lactancia generando esto menos peso de destete e Intervalos destete-celo más largo. 

• Aumento en el % de mortalidad: la cerda con un exceso en la condición corporal arroja mayores porcentajes de mortalidad por aplaste, siendo esta la mayor causa de muerte en la granjas.

Pero poco se dice que las cerdas en la lactación están en un estado catabólico, por el déficit de energía y moviliza reservas corporal para suplir la deficiencia, esto ocasiona problemas de acetonemia y acumulación de triglicéridos en el hígado ocasionando el hígado graso. Ver Figura.

Hígado graso en cerdas

En muchos países del mundo que cuentan con una fuerte industria para el procesamiento de alimentos balanceados para animales, la cantidad de grasa/aceite que es adicionada a la dieta se ha venido incrementando en forma sostenida. 

A medida que la selección genética y el manejo porcino avanzan hacia una mayor producción carne, la energía de la dieta llega a ser limitante y en consecuencia el incremento de ingestión de energía se realiza aumentando la densidad de la dieta por adición de grasa.

La patología porcina relacionada con las grasas contenidas en la alimentación no está relacionada con el origen de las mismas si no con la cantidad ingerida en relación con la capacidad de digestión, con el porcentaje de ácidos grasos y con la presencia de tóxicos.

La micotoxinas y el daño hepático

Las micotoxinas son metabolitos secundarios tóxicos producidos por determinados hongos, como Aspergillus, Fusarium y Claviceps spp. Se trata de sustancias policetóni¬cas que se producen cuando se interrumpe la reducción de los grupos cetónicos en la biosíntesis de los ácidos grasos por parte de los hongos al utilizarlos como fuente de energía. 

Las afecciones resultantes de la ingestión de estos metabolitos son denominadas micotoxicosis, y los daños derivados de las mismas dependen, en gran parte, de las cantidades ingeridas y de la toxicidad de cada molécula Quiles 2016.

La presencia de micotoxinas en el pienso afecta no solo a la salud de los cerdos (infección aguda), que manifiestan anemias, coagulación disminuida, fragilidad capilar, ascitis, ictericia y diarreas hemorrágicas; sino también a los rendimientos productivos (menor velocidad de crecimiento, peor índice de conversión, menor consumo de pienso, disminución de la eficacia reproductiva), que provocan una serie de pérdidas económicas importantes para la producción porcina (infección subaguda o crónica) quiles 2016.

Lo que no se pone de manifiesto el gran daño que se produce a nivel hepático, observamos en la figura el hígado inflamado con pérdida de la estructura normal e inflación de la vesícula biliar.

ROS

Especies de Oxigeno Reactivo (ROS) son productos intermedios del metabolismo oxidativo. Este se produce continuamente por las células(producción de energía en la mitocondria, algunas reacciones enzimáticas, procesos de detoxificación y respuestas inmune) y removidos por los sistemas antioxidantes de defensa.

Estrés Oxidativo

Como se observa en la figura, estrés oxidativo, se refiere a la perdida de equilibrio entre la producción de radicales libres y la producción de antioxidantes. En conclusión, el ROS genera más rápidamente lo que puede ser neutralizados por mecanismos antioxidantes.

Produciéndose toxicidad por ROS, (Alta predisposición por interactuar con otras moléculas, causan daños a las células y tejidos). Como se ve en las figuras.

El hígado es el órgano que más ROS produce por su importancia en el metabolismo, por lo que también es el principal productor de un potente antioxidante, el Glutatión.

Bases moleculares y celulares que afectan la regeneración hepática

La deficiencia de la regeneración hepática, se produce por el proceso de reparación-cicatrización (fibrosis hepática) que ocurre cuando el hígado es dañado constantemente, como ocurre cuando se le proporciona alimento contaminados con micotoxinas, cuando hay desafíos infecciosos constantes en los cerdos y esto se caracteriza por excesivo depósito de matriz extracelular en el tejido hepático. 

En esencia, las reacciones extensamente interrelacionadas que lo podemos considerar como un evento iniciador, seguido por inflamación, regeneración hepatocelular, producción de matriz extracelular y desorganización de la arquitectura lobular (Friedman, 1993). Esos hepatocitos junto con el infiltrado de células inflamatorias activan a las células de Kupffer. 

La activación de las células de Kupffer libera un sinnúmero de factores solubles, incluyendo citoquinas, y entre ellas el factor de crecimiento transformante beta (TGF-β), el factor de crecimiento derivado de plaquetas (PDGF), el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), especies oxígeno reactivas (ROS) y otros factores (Dooley 2000). 

Todos estos factores actúan sobre la célula estelar hepática (HSC, células acumuladoras de grasa o células de Ito) que están localizadas en el espacio perisinusoidal y cuya función es almacenar la mayoría de la vitamina A del organismo. 

Las células estelares hepáticas son normalmente quiescentes y producen pequeñas cantidades de componentes de matriz extracelular, tales como la laminina y colágena tipo IV para la formación de la membrana basal. 

Cuando ellas son expuestas a factores solubles provenientes de hepatocitos dañados y de células de Kupffer activadas, la célula estelar pierde su contenido de lípido y sufre una transformación morfológica que semeja a un miofibroblasto. Esta transición se conoce como activación de la célula estelar (ver figura). 

El daño celular es el evento iniciador, donde las células de Kupffer junto con la participación de otros tipos de célula endoteliales, células pit, células de conductos biliares y fibroblastos) son los mediadores.

Mientras que las células estelares actúan como efectores, como consecuencia de la comunicación química cruzada entre los diferentes tipos celulares, mediada por diferentes factores solubles (Friedman 2000).

Como ocurre el daño hepático de un hígado normal

En la figura se describe de la siguiente manera: (A) Resulta primero una inflamación y activación de la célula estelar (flechas con la subsiguiente proliferación y producción de matriz extracelular (B); esto conlleva al desarrollo de fibrosis (C), y finalmente a cirrosis (D). 

Se observa también en la figura: (1) Imagen macroscópica del hígado; (2) Corte histológico del hígado; (3) cambios fenotípicos de la célula estelar durante el daño hepático.

Citoquinas

Producidos por la estimulación de la inmunidad celular a causas de los desafíos infecciosos y los daños hepáticos por el déficit energético, micotoxinas y estrés oxidativo. Estas producen en los hepatocitos las siguientes reacciones. Ver gráfico.

La Silimarina (silibin)

La sibilina es el principal componente de la silimarina cosntituyendo el 70-80%, siendo responsable de la actividad biológica, Conocida desde hace siglos por sus propiedades hepatoportectoras, la silibina ha sido objeto de numerosos estudios clínicos en humanos y animales.

  • Actividad de la silibina: El efecto principal es la actividad citoprotectora y citoregenadora.
  • Cumple muchas actividades: Antioxidantes; Colagoga, colerético; Antinflamatoria; Hepatoregenador; Antifibrotica; Reduce la liposis; Antitóxica.

Conclusión

• El Hígado es el órgano que se ve afectado por el desafío infeccioso, metabólico.

• Las citoquinas producidos como respuesta celular, actúan directamente sobre los hepatocitos, produce una modificación génica, e induce a la lipogenesis y fibrogenesis.

• A partir de esta situación encontramos una serie de patologías hepáticas que afectan a la producción de carne en lechones y gorrinos y de leche en la cerda.

• Todo esto ocasiona grandes pérdidas económicas en la producción porcina.

• La silimarina en realidad es una excelente alternativa para los problemas hepáticos, producidos por los desafíos infecciosos y problemas metabólicos.

 



Bookmark and Share IMPRIMIR

Comentarios
Agregar nuevo comentario



Más artículos

Compartir | Caso clínico: Paniculitis Granulomatosa Multifocal causada por Hongos
El Absceso subcutáneo Se define como la acumulación de pus localizada, secundaria a necrosis de tejido por una infección previa, normalmente adyacente. La mayoría de los abscesos subcutáneos son locales y estériles, pero si son extensos podrían generar toxemia leve.
M.V. Milagros Lostaunau J.


Compartir | Aislamiento y detección molecular de cepas emergentes del virus del PED en Perú
Este virus causa la diarrea epidémica porcina, enfermedad gastroentérica aguda, caracterizada por diarrea acuosa, vómitos, deshidratación y pérdida de peso, con alta mortalidad en lechones.
Mercy Ramírez V, Hermelinda Rivera G, Dennis Navarro M, Ana Castillo E, Alberto Manchego S, Gina Castro S.


Compartir | Nutrición y salud intestinal de lechones destetados
Está documentado que el consumo de alimento antes del destete estimula el CVA post-destete y es aceptado que un consumo significativo de alimento antes del destete confiere al animal protección contra las enfermedades intestinales.
Ing. Freddy Monzón Rodríguez


Compartir | Recomendaciones para aumentar la eficiencia reproductiva en marranas y verracos (Parte II)
Existe una relación entre el intervalo destete-inmovilidad y la duración del celo: las marranas que entran en celo rápidamente tras el destete son las que tienen una mayor duración del celo.
Dr. Carlos Camacho


Compartir | Leptospirosis porcina
El ser humano también puede verse afectado por los serovares de la especie patógena Leptospira interrogans como huésped accidental.
PhD. Álvaro Aguarón, MV. Clara Farré.


NUESTROS CLIENTES

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NUESTROS CLIENTES

PORTADA | ARTíCULOS | NOTICIAS | VIDEOS | EVENTOS | REGÍSTRESE GRATIS | RECUPERAR CONTRASEñA | NOSOTROS | TAG | AUTOR | UNSUSCRIBE

Alltech | Invetsa | Montana | Hipra | Battilana Nutrición S.A.C. | Solvet | Agrovet Market Animal Health | Atahuampa Pic | MSD | ilender | Reinmark | Bioservice | Veterquimica | Biomont
Calle Las Esmeraldas 239 - 241 Urb. San Antonio - Bellavista | Callao - Perú
Teléfonos: 511 263 8367 - 511 429 7141 / Celulares: 949295040 - 962334985
e-mail: revista@comunicacionespecuarias.com